Críticas y autoestima.


 “Mira a esa qué gorda.”celulitis_attack

Seguramente al leer esta frase has pensado en algún momento en el que la has dicho, o puede que en algún momento te lo hayan dicho a ti. Parece que los demás están ahí para que los critiquemos. Para que opinemos sobre sus cuerpos. A través de sus defectos construimos nuestra autoestima. Encontrar por la calle a alguien que pesa más que tú, mide menos que tú, o que tiene más celulitis son puntos que se suman a tu cuenta de autoestima.

Hemos aprendido que no pasa nada por criticar y lo hacemos sin darnos casi cuenta. Pero sí pasa. Criticar a los demás supone una comparación y no siempre saldremos ganando. Cuando criticamos basamos nuestra autoimagen en ser mejores que otra persona y eso es destructivo. Para los demás y para ti.

“Parece que has ganado unos kilitos.”

A veces es más sutil. Nos sentimos con pleno derecho a opinar sobre el cuerpo de personas a las que apenas conocemos. Es así como nos han educado y como hemos vivido siempre pero eso no quiere decir que esté bien, que sea bueno o que no se pueda cambiar. Si aprendemos a relacionarnos mejor con nuestro cuerpo y a ser amables con nuestras opiniones sobre otras personas, será fácil sentirnos mejor. Será fácil darnos cuenta de que valemos más de lo que pensamos. No es necesario centrarse en lo que consideramos negativo, que muchas veces no es más que un modelo de belleza irreal e inalcanzable.

No hagas críticas destructivas. No las aceptes. Nadie tiene derecho a opinar sobre tu cuerpo si tú no quieres.

Laura Ontivero, socia de Menys Graus

Deja tu comentario

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *