Preven… ¿¡qué?!


jóvenes divirtiéndose

¡Ya estamos en agosto! Piscina, buena compañía, cervecitas… y por fin llegan las esperadas fiestas, ¡vía libre! ¿Todo vale? Pues no debería.

Parece que nos hemos acostumbrado a una serie de comportamientos durante las fiestas que, en otro momento del año  no toleramos tan bien. Y digo yo, si no los toleramos ¿será porque son molestos? ¿Será porque son inadecuados? Por algo será, pero ese algo se nos olvida.

Hace unos años, cuando ni siquiera me planteaba ciertas cosas, podía parecerme divertido, incluso normal beber hasta emborracharme cada noche de fiestas. Y si lo hacía, y si los y las adolescentes lo siguen haciendo, es porque se puede y no ven otra forma de diversión.

Cuando esto conlleva consecuencias desagradables, el mundo adulto se echa las manos a la cabeza, los medios de comunicación criminalizan a la juventud, la administración busca soluciones sancionadoras. Eso sí, nadie plantea soluciones facilitadoras.

Hasta hace unos años, en Mislata se venía realizando una campaña de reducción de riesgos del consumo de alcohol en espacios de ocio. ¿Eing? ¿Y ehto qué eh lo que eh? Pues allá que nos lanzábamos 4 pringaos carpeta en mano, haciendo encuestas a adolescentes y jóvenes sobre su consumo. Las encuestas les vienen muy bien a las administraciones, pero lo que a nosotras nos interesaba no era eso, era toda la información que con nuestra pequeña formación podíamos hacer llegar a esos grupos cuya mejor solución al coma etílico de un colega era meterle bajo la fuente.

Éramos “las de las encuestas”, y los chavales y chavalas ya venían buscándonos para demostrar a su grupo que se sabían las respuestas. Se acordaban de una vez para otra de nuestras caras (y nuestros regalos). No era suficiente, pero era parte de una gran labor de prevención que se realizaba desde la UPCCA (Unidad de Prevención Comunitaria de Conductas Adictivas). Una labor de prevención que hace falta.

David Latorre, Diplomado en Educación Social y Secretario de Menys Graus

Deja tu comentario

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *